Spain ES
Cambiar de país

Uno para cada estación

Conducir en invierno exige utilizar neumáticos diseñados específicamente para las condiciones de esta estación

¿Por qué elegir neumáticos de invierno?

Algunos países europeos exigen a los conductores la instalación de neumáticos de invierno. Incluso si los inviernos en su zona son suaves, un neumático diseñado específicamente para climas fríos puede proporcionarle más tracción y control a bajas temperaturas.

Conducción más segura con temperaturas inferiores a 7 °C: El rendimiento de los neumáticos de invierno mejora cuando caen las temperaturas. Los neumáticos de invierno de Goodyear están fabricados con un compuesto especial con un alto contenido de sílice, que mejora el control del vehículo en carreteras frías y le permite arrancar, parar y girar con mayor facilidad que con un neumático de verano o multiestación.

Sólida tracción en carreteras frías y heladas: Las bandas de rodadura de los neumáticos de invierno cuentan con una mayor anchura e incisiones adicionales denominadas "entalladuras" que les proporcionan un mayor agarre en carreteras invernales y les permiten dispersar la nieve acumulada. Algunos neumáticos de invierno están dotados de clavos para ofrecer un agarre extra fuerte, el cual resulta clave en zonas con capas de hielo endurecido durante todo el invierno.

Comprar neumáticos de invierno

Consulte las pruebas de neumáticos independientes

El Etiquetado Europeo de neumáticos no evalúa las características de rendimiento en invierno, como la tracción sobre hielo y nieve. En consecuencia, es importante que busque el asesoramiento de otros expertos. Las pruebas de neumáticos independientes constituyen una buena fuente de información para complementar los consejos de su proveedor de neumáticos local.

Conducir en invierno exige utilizar neumáticos diseñados específicamente para las condiciones de esta estación

Compre siempre un juego completo

Mezclar neumáticos afecta a la maniobrabilidad de su vehículo, especialmente si combina neumáticos con diferentes patrones de banda de rodadura y distintas características de rendimiento. Dadas las diferencias en la forma en la que estos se agarran a la carretera, mezclar neumáticos de invierno con neumáticos de verano puede hacer que los pavimentos deslizantes resulten más peligrosos.

Conducir en invierno exige utilizar neumáticos diseñados específicamente para las condiciones de esta estación

Organice el almacenamiento fuera de temporada

Si se cuidan adecuadamente, los neumáticos de invierno pueden durar tanto como los de verano. Para ello, deberá almacenarlos en bolsas especiales apoyados sobre sus flancos (y en ningún caso sobre sus bandas de rodadura). Si no dispone de espacio en el lugar donde vive o trabaja, pregunte a su proveedor local por otras opciones de almacenamiento.

Conducir en invierno exige utilizar neumáticos diseñados específicamente para las condiciones de esta estación

Dé prioridad a la seguridad

Normalmente, los neumáticos de invierno poseen una categoría de velocidad inferior que los de verano. No debe superar nunca la categoría de velocidad para neumáticos de invierno recomendada para su vehículo.

Conducir en invierno exige utilizar neumáticos diseñados específicamente para las condiciones de esta estación

Observe la legislación de su región o país

En algunos países europeos, los neumáticos de invierno son un requisito legal a partir de una determinada fecha del año. Si selecciona neumáticos con clavos, es posible que la ley también le exija sustituirlos una vez llegada la primavera. El uso de neumáticos con clavos no está permitido en todas las jurisdicciones, y en los lugares donde se permite, determinadas restricciones pueden ser aplicables en algunos momentos.

Conducir en invierno exige utilizar neumáticos diseñados específicamente para las condiciones de esta estación

Examine los neumáticos para comprobar si presentan signos de desgaste

La presión y la profundidad de las bandas de rodadura de los neumáticos de invierno deben comprobarse regularmente. En aquellos países en los que la ley obliga a utilizar neumáticos de invierno, debe observarse una profundidad mínima en sus bandas de rodadura. Goodyear recomienda una profundidad mínima de 4 mm en las bandas de rodadura de los neumáticos de invierno para garantizar un rendimiento óptimo (el mínimo legal para los neumáticos de verano en la UE es de 1,6 mm).